jueves, 25 de febrero de 2010

HISTORIAS PARA NO DORMIR... Comidas de trabajo

Hace unos años me tocó ir a una de esas comidas de trabajo a las que a veces no queda más remedio que acudir:


Iba con una compañera así que compartimos el mismo coche. Como no nos apetecía quedarnos hasta muy tarde, fuimos con el planning hecho: decidimos que nos largaríamos después del postre.


Llegamos al restaurante y nos sentamos a la mesa, la una al lado de la otra. Entonces, uno de los comensales exclamó:

- No, no, no! El protocolo dice que tenemos que sentarnos hombres y mujeres intercalados!


No lo pongo en duda pero éramos 3 mujeres y 8 hombres! En fín, por no discutir, nos levantamos y él se ocupó de sentarnos como le vino en gana.

A mí me tocó a su derecha: buena me esperaba...

Primero nos contó una historia larguísima que se suponía muy entretenida e interesante (Zzzz...)

Para después hacerme la siguiente pregunta, a bocajarro:

- Oye, y tú cuántos años tienes?

Como no tengo problemas con mi edad, le dije la cifra con toda naturalidad (por si hay algún curioso, entonces tenía 31 y ya han pasado 3 años...), y él me espetó:

- Ufff, yo pensaba que eras mucho mayor!


Todos los demás comensales miraban a sus platos, conteniendo la respiración...

Cuando ya estaba sopesando la posibilidad de clavarle el tenedor en la lengua, se giró hacia mí y me soltó:

- No te lo tomes como un insulto: también puede ser un cumplido!

Y todo esto sin probar una gota de vino...

Tomé la opción más inteligente: decidí que no merecía la pena invertir un solo minuto en darle vueltas al tema y me concentré en degustar mi comida.

A la vuelta, comentando la jugada, mi compi estaba convencida de que con esos comentarios lo que él quería era ligar conmigo (ella le conoce desde hace mucho más tiempo que yo; sus razones tendrá para sacar esa conclusión!!!) así que terminamos llorando una en el hombro de la otra... pero de la risa!


Un mes más tarde coincidí sentada a la derecha del mismo individuo en la comida de despedida de otra compañera de trabajo... Pero esa historia la dejo para otro día...

20 comentarios:

  1. Me he imaginado la escena... jajaja!! Que formas de ligar tienen hoy en día no?? De verdad que el título del post es de lo más acertado!

    Un beso,
    Patricia

    ResponderEliminar
  2. Ain!! y nos dejas con la intriga... he pasado por situaciones similares y la verdad es que a veces te dan ganas de decir 4 cosas,eh? si es que hay cada uno suelto... pa darle de comer aparte! besos

    ResponderEliminar
  3. Hay veces que en esas comidas o te llevas alegrías o escarmientos para toda la vida jaja y esto es un "no te sientes a su lado" en toda regla jaja

    ResponderEliminar
  4. yo de ti la próxima vez fingía dolor de estómago o algo.. qué horror!!!


    sobre la programación infantil... todo va por edades, pro ejemplo, a mi Pocoyo me encanta..y es que es un niño que hace cosas de niño.

    y aunque la bola de cristal tenía muchas cosas buenas.. no sé hasta qué punto construir un mundo de adultos a la medida de los niños es lo más apropiado... me explico. cuántas de seis o siete años querían ser Alaskas??? no es cuestión de libertad..no la tienen porque quieren lo que ven.. y no es lo mismo un niño de 4 que uno de 8.. cuando la programación es la misma para todos.

    perdona que me lié un poco.. y conste que me encantaba la bola de cristal pero..

    besos

    ResponderEliminar
  5. jajajajaja,que buen post sobretodo por las fotos que acompañan la historia. Y si hija, hay cada uno por el mundo que esta mejor con la boca cerrada...

    ResponderEliminar
  6. Ja, ja que buen post , ha sido muy divertido por lo menos leerlo supongo que vivirlo no tanto ,o sí porque termino en risas, ya nos contarás el desenlace que me he quedado con las ganas de saber si en la siguiente comilona terminasteis a leches o si se ha convertido en tu media naranja.... besos

    ResponderEliminar
  7. Acabo de descubrir tu blog y tu historia me ha encantado! hay cada uno por ahí... aunque nos has dejado intrigadas, esperamos una segunda parte.

    ResponderEliminar
  8. Se trata de quien yo creo???
    Ufffffffffff
    Por cierto.. qué tal andas en el paraiso??
    Me acuerdo mucho de ti!
    A.M

    ResponderEliminar
  9. seguro que estas saliendo con el o algo asi... jajajjaj es que soy muy telenovelesca!!
    la verdad es que ya no saben que hacer para ligar!!

    ResponderEliminar
  10. estoy segura de que te entró toda la noche y le volviste loco....jeje!!! no me pierdo la segunda parteeee!!! tiene buena pinta :)

    ResponderEliminar
  11. jajaja menuda escenita!!jajajaja
    y el ke poco discreto y educado..por cierto..
    besines!

    ResponderEliminar
  12. Y esa afirmación de que a una dama no se le pregunta su edad ¿?
    Un tipo fino ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Lo has dejado en lo mas interesantee!

    ResponderEliminar
  14. Jajajajajajajaja..... Lo de la edad es mortal! Además es una de esas situaciones en las que cuanto más intenta arreglar el estropicio, mas lo estropea!ainn!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Uffff... qué pereza...
    Por suerte yo sólo trabajo con una persona! y nos llevamos muy bien. No somos una pyme, somos una microempresa!

    hay gente para darle de comer aparte literalmente...

    Me ha encantado como has intercalado el texto co las fotos. Buenísimo!

    Besos,
    xx

    ResponderEliminar
  16. jajajaja
    yo ya me sé la segunda parte!!!jaja

    bueno, sigue disfrutando de tus vacaciones que bien te las mereces!!

    el hambre

    ResponderEliminar
  17. aysh... me he quedado con la intriga... qué pasó?

    Un abrazo,
    jose

    ResponderEliminar
  18. jajajajajajaja, por dios!!no nos dejes con la historia a medias, porque lo que viene seguro que no tiene pérdida!!jajaja. MUA

    ResponderEliminar
  19. GRACIAS A TODOS POR VUESTRO BUEN HUMOR! SÓLO QUIERO HACER UNA ACLARACIÓN: ÉSTE TÍO NO ES "LA MEDIA NARANJA" Y NO HUBO ROLLO DE NINGÚN TIPO CON ÉL (TENDRIÁIS QUE VERLE, AL POBRE...)NO OS ESPERÉIS MUCHO DE LA SEGUNDA PARTE, QUE NO ES NADA DEL OTRO MUNDO. yA OS LA PONDRÉ PARA QUE OS ECHÉIS UNAS RISAS.

    Patricia: lo de ligar lo decía mi compi porque a mí, desde luego, no me pareció nada que fuese por esos derroteros... Más bien se estaba ganando un sopapo, a pulso! Besitos.

    La Boutique de la Srta. Bamboo: la verdad es que al final la que pasas un apuro de la leche eres tú, que justamente eres la única que no ha hecho nada para estar en esa situación... En fin, por lo menos sirve para contar la anécdota. Muak.

    Anita Patata Frita: a mí ya me daba mala espina (en el buen sentido) antes de esa comida, que habíamos coincidido en alguna reunión... Lo peor es que, en un principio, yo no estaba sentada a su lado: fue él el que se ocupó de sentarnos como le dió la gana, con la excusa del protocolo!!! Qué horror... Muchos besitos.

    Maba: qué dices? Ni hablar! La próxima vez que me vea en una situación parecida, le pego una patada en la espinilla, por debajo de la mesa! Ji,ji,ji. Así sabrá tener la boca cerrada... Un besito.

    Flaneur: si te digo la verdad, aún no entiendo a qué vino semejante comentario... En fin, hay gente cuyos procesos mentales no hay quien los entienda... Un beso.

    Olivia: ya te voy avisando que éste no sería mi media naranja ni en un millón de años... Tampoco acabamos a tortas (fue más light) pero el hombre es bastante singular... Un besito, amor.

    Un gran vestidor: ya os pondré la segunda parte, aunque no es tan divertida como ésta. Creo que, aún así, os reiréis un poco... Besitos.

    A.M: no le conoces y no sé si os conté esta historia a vosotras. Justo pasó el día que nos fuimos a Santillana todas juntas, a la hora de comer... En el Paraíso estoy como una reina, hija, para qué negarlo... La media naranja está de un celoso que te mueres... Ji,ji,ji. Muak.

    M.C.B: qué va! Sí que es verdad que algunas veces hay personas que te causa una impresión horrible la primera vez que las ves y luego acabas suspirando por ella, pero éste no es el caso... Besitos.

    Anotherwomanbyrose: no, hija: mi compi y yo seguimos nuestro plan: nos marchamos después del postre... Menos mal porque tal y como había empezado éste, al final hubiésemos acabado a tortas... ji,ji. Un besito.

    Missy: sí, hija, para estar tan preocupado por el protocolo menudas preguntas más groseras... Besos.

    Silvia GM: éste tenía más curiosidad que saber estar, está claro. Para eso nos hizo levantarnos a todos con la excusa del protocolo??? En fin, él es así... Besitos.

    ResponderEliminar
  20. Eric: que va! La siguiente parte no va tanto conmigo, sino con él y las historias que me contó sobre su vida y milagros... En fin, ya os la pondré. Besos.

    La Biperina Folclórica: el problema es que éste pasaba de arreglarlo... Es lo que tienen estos pseudo-progres: se creen más listos e interesantes que el resto. Un beso.

    Fashión(con acento): menus mal que yo con este individuo no trabajo habitualmente. Pertenece a otro departamento, gracias a Dios... La mayoría de la gente con la que trabajo a diario es muy normal. Besitos.

    El Hambre: gracias, amor, yo también te quiero, guapa. Ya me queda menos pero da igual: el lunes volveré contenta a la oficina para veros!!! Ji,ji,ji. Muak.

    Esmoquin room: nada carnal, desde luego. En la segunda comida en la que coincidimos me contó varias cosas de su vida y también fue de traca! Besitos.

    Estrógena: lo siguiente ya es más personal suyo, nada que ver conmigo. Aunque el hombre es tan peculiar que, sinceramente, me pareció muy surrealista... Ji,ji. Besitos.

    ResponderEliminar