jueves, 17 de diciembre de 2009

HUNTER WELLINGTON BOOTS: Bienvenidas a casa!

Adivina adivinanza: qué es lo que probablemente venga a Venecia conmigo este fin de semana?

Una pista:












Pues sí: son las Hunter Wellington Boots, también conocidas como Wellies, que tan famosas se han hecho y que muchas codiciábamos.

En realidad, creo que todas las personas que conozco usaron este tipo de botas en su infancia: yo recuerdo que mi madre me compraba botas de goma (vamos, las katiuskas de toda la vida) para ir a clase cuando era pequeña y las odiaba!!!

Y mira tú por dónde, ahora soy yo la que se ha comprado las dichosas botas. No, si es que nunca se puede decir "de este agua no beberé"...

Para justificarme diré que el responsable de esta compra es mi padre que hace unos días me advertía de los peligros de las inundaciones que asolaban Venecia y claro, no me ha quedado otro remedio que equiparme bien.

Para ser justos, si bien no soy una incondicional de esta señora, la marca Hunter debería darle un buen porcentaje de los beneficios que está obteniendo con la venta de las Wellington en los últimos años a Kate Moss, que consiguió que las ventas de estas botas se disparasen después de que ella las calzase en el festival de música de Glanstonbury.







Aunque, al parecer, la historia de las Wellies es muchísimo anterior a Moss.

Según dicen, a principios del siglo XIX el entonces Duque de Wellington encargó a su zapatero unas botas de piel. Las botas encargadas por el Duque fueron poniéndose de moda entre los aristócratas ingleses hasta el punto de que las Wellies (como empezaron a ser conocidas ya entonces) comenzaron a fabricarse en goma de color verde ya que, por su impermeabilidad y su color fácilmente camuflable, resultaban muy útiles en las cacerías.

Las mías son verdes porque me parecían muy auténticas en ese color.

Además, es un pequeño homenaje a una persona que lleva más de 50 años usándolas y, la pobre, no ha recibido ningún tipo de reconocimiento por ello:

 




Toda la vida usando las Wellies y viene Kate Moss y te roba el mérito de ser una trendsetter! Ánimo, querida, que algunas ya sabemos que eres una marca-tendencias en potencia!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada