lunes, 29 de noviembre de 2010

OPERADORA, DÍGAME.

Después de casi 15 años con el mismo operador de telefonía móvil, esta semana he firmado los papeles para solicitar la portabilidad a otra compañía.

Me hubiese despedido así si estas cosas se hiciesen cara a cara.

Con el móvil me pasa lo mismo que con el banco: tengo una incomprensible resistencia al cambio. Si estoy relativamente contenta en un sitio, por qué cambiar?

Hasta que se me agota la paciencia y entonces soy infiel y me largo sin mirar atrás: hoy en día hay muchísima competencia entre empresas y oferta de sobra. Por qué hay que ser leal a una compañía que parece no valorar a los clientes que ya tiene? Es verdad que todos son bastante parecidos pero para comparar, hay que probar.

Como estos que decían aquello de: busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo. Os acordáis?


Total, que estos fenómenos de la que el próximo viernes será mi excompañía de telefonía móvil, que han pasado olímpicamente de mí, corrieron a llamarme en cuanto recibieron (unas 2 horas después de haber firmado los papeles) la solicitud de portabilidad.

Con la excusa de solicitar unos datos absurdos que sé que no necesitan para tramitarme el cambio me hicieron la pregunta del millón: por qué quiere usted cambiar su linea de teléfono a otra compañía?


Qué billete más chulo, no?

No voy a reproducir las conversaciones (que fueron varias y con más de una persona) porque si a mí me da pereza escribirlas ni me imagino el sopor que os entraría a vosotros de leerlas, así que os hago un pequeño resumen de las últimas novedades en relación a la atención al cliente que una estupidísima señorita operadora tuvo a bien de señalarme.

NOTA: antes de que sigáis leyendo quiero dejar claro que la opinión que me merece la impresentable con la que tuve que tratar la semana pasada no la hago extensible al resto de sus compañeros. Después de esta desagradable experiencia tuve que ponerme en contacto con este mismo servicio y me atendió un chico que fue amabilísimo y gestionó mi solicitud de manera muy profesional.

Supuesto práctico número 1:

La empresa llama a un cliente para preguntarle por qué solicita la portabilidad a otra compañía. El cliente, que está más caliente que una estufa, no pensaba molestarse en dar ninguna explicación pero dado que es la empresa quien telefonéa para interesarse, comienza a enumerar las razones que le han llevado a tomar esta decisión. Sospechosamente, mientras está hablando, se corta la comunicación y, contra todo pronóstico, la operadora no vuelve a ponerse en contacto con él.




Explicación de mi operadora: cómo va a colgarle el teléfono la operadora? A veces la linea se corta, nada más.

Explicación de CaféOlé: en 15 años JAMÁS se ha interrumpido la comunicación en las llamadas que he hecho o he recibido del centro de atención al cliente. Por lo que me comentan mis amigas, parece que empieza a ser práctica habitual en determinadas empresas colgarle el teléfono al cliente cuando no interesa lo que está diciendo o se queja demasiado: al novio de M.L. se lo colgaron 2 veces los de atención al cliente de su compañía de telefonía móvil, a mi amiga A.M. le dejó con la palabra en la boca una operadora de la empresa del gas... 


Supuesto práctico número 2:

El compromiso de permanencia de año y medio venció hace 2 meses y el cliente que es libre como un pájaro, a pesar de haber sido literalmente acribillado a llamadas para ofrecerle el pincho de internet móvil que no le interesa en lo más mínimo, no ha recibido ninguna oferta que mejore las condiciones de su contrato de telefonía móvil.


Esto es lo que significa un compromiso de permanencia de 18 meses. Decidme, a la larga, para quién creéis que es más beneficioso?

Explicación de mi operadora: (palabras textuales en modo soy borde porque yo lo valgo) la fecha de vencimiento del compromiso de permanencia la tendría que saber usted que para eso lo tiene bien firmadito en su casa así que si quiere mejores tarifas o un teléfono nuevo lo que tiene que hacer es llamar al teléfono de atención al cliente, que para eso es gratuito. La empresa no realiza llamadas de ningún tipo (sólo de manera eventual) a sus clientes porque les resultan muy molestas.

Explicacion de CaféOlé:  en mi caso, la aceptación de los compromisos de permanencia se hizo mediante grabación, so idiota, no a través de un documento escrito (que conste que esto no se lo dije a ella aunque ahora me arrepiento de ello) Tanto meter datos en el ordenador, para qué sirve? Por otro lado, es a mí a quién le tiene que interesar estar atada 18 meses a una compañía??? Y por último, cómo es eso de que no llaman a sus clientes para no molestarles? Chica, debe de haber algún usurpador de personalidades jurídicas por ahí que llama 15 veces a cada uno de vuestros clientes para darles la matraca con las bondades de contratar internet y veinte productos más a pesar de haber explicado ya, por activa y por pasiva, que no estamos interesados!

Supuesto práctico número 3:

Al cliente otra compañía le ofrece tarifas más beneficiosas que las que ya tiene en su operador de telefonía móvil actual. Antes de solicitar la portabilidad llama al teléfono de atención al cliente y tras comentarles la oferta que le hace la competencia les pregunta si se la pueden igualar. La operadora que atiende su llamada no es capaz de resolver sus dudas. Inasequible al desaliento, el cliente llama de nuevo para hablar con otra persona que a la pregunta de: a dónde vas? Le responde: manzanas traigo. Con un cabreo considerable, 48 horas después firma los papeles solicitando la portabilidad.


En la luna.


Explicación de mi operadora: (seguimos en plan borde) hay que ser más comprensiva o es que usted nunca ha sido nueva en un trabajo? Y si han sido dos operadoras las que no le han sabido responder, hay que entender que estamos en una época de contratación de gente.

Explicación de CaféOlé: que las operadoras que están en atención al cliente son nuevas??? Pero bueno, qué explicación es ésa? Y eso le tiene que importar al cliente? 


Cuando no sepáis de algo y no os apetezca poneros a ello decidle a vuestro cliente que sóis nuevos en la empresa. Ya me contaréis si cuela.

Podría seguir así hasta mañana pero creo que con estos tres supuestos ya os hacéis una idea. Sin embargo, esta conversación me suscita más sombras que luces: cuántas tonterías por minuto puede decir una persona? Dónde queda eso de se cazan más moscas con miel que con vinagre? Por qué entré en el juego de esta tía y me puse a su altura en plan borde (cómo me arrepiento ahora de no haberlo sido más!) en lugar de pararle los pies en cuanto empezó a decir estupideces? Seré la única persona que ha recibido la llamada de una accionista mayoritaria de la compañía o es que los empleados ganan premios especiales cuanto más a ultranza es la defensa de su empresa?

Sí hay una certeza: soy libre y, después del mal trato recibido, es indudable que voy a migrar. La verdad es que tengo otra línea de teléfono móvil con otro operador distinto a éste así que ya sé cómo es el servicio con otras compañías pero por si acaso me estoy perdiendo algo y no lo sé me voy a descubrir otros mundos... a la aventura!

Soy un pajarito que vuela en busca del verano de la telefonía móvil... una utopía, vamos.

Qué me decís vosotros? Cuáles son vuestras experiencias con los servicios de atención al cliente en general? Conseguís que os solucionen las dudas y problemas u os desesperáis?

miércoles, 24 de noviembre de 2010

EXFOLIANTE CASERO: NIÑOS, NO LO HAGÁIS EN CASA.

Exfoliar es eliminar de la piel las células muertas.


No hay más que escribir esta palabra en algún buscador para que aparezcan ante nuestros ojos mil y una páginas que ilustran al personal sobre las bondades de exfoliar la piel del cuerpo al menos una vez por semana y muestran los diferentes productos para tal fin: los ya preparados y comercializados por las marcas cosméticas y los que podemos hacer en casa, en plan MacGyver.


Éste se las apañaba para construir un submarino con un clip y un chicle. Menuda fiera, el tío!

Me sé la teoría de memoria y reconozco que cada domingo me hago el firme propósito de convertir, durante un par de horas, el cuarto de baño en un spa privado en el que chapotear, exfoliar, hidratar y relajar hasta la levitación mi maltrecho cuerpo...

Del mismo modo, no hay un solo domingo en el que no prefiera renunciar a una piel suave y al momento relajación-velitas para estar pensando en el mar y las olas que, por cierto, no será tan delicioso pero da mucho menos trabajo.

En resumidas cuentas, aunque tengo una piel bastante agradecida es indudable que voy camino de esto:


Si tengo la suerte de llegar a la edad de esta señora tan simpática llevaré la tiara de manera permanente: genio y figura!

Sin embargo, puedo asegurar que al menos una vez en mi vida me hice una exfoliación a conciencia. Sucedió así...

Hace unos cuantos años mi amiga A.M. se casó con su novio de toda la vida. Aunque lo celebraron de una manera muy íntima y familiar, las más cercanas no nos quisimos perder un momento tan especial así que estuvimos presentes en la ceremonia civil (y, más tarde, nos invitaron a café y tarta! Ñam, ñam) 

Una cosa es que no te inviten a una boda y otra muy distinta ir a ver cómo se casa una amiga hecha unos auténticos zorros,


Hija, Kylie, qué miedo das en esta foto.


así que eché mano del socorrido elegante pero informal. En el último momento me dió por pensar que estaba un poco blanca así que, a pesar de que es lo más cercano al anticristo para mí, no dudé en aplicarme autobronceador, a diestro y siniestro. Y ahí que me fui a la boda de mi amiga, morena como un conguito; eso sí, de bote!

El drama llegó un par de días más tarde, cuando el autobronceador ya había empezado a oxidarse. Estaba tomando un café con una compañera de trabajo cuando, sin previo aviso, me acuchilló con estas palabras:

Descarada: (a 50.000 decibelios) pero... qué es eso que tienes en los brazos? Y en las piernas???? Qué son esos ronchones???

CaféOlé: supongo que te refieres a los restos del autobronceador. Soy un poco desastre para estas cosas y me lo dí un poco a mi aire. La verdad es que el sábado tenía mejor pinta...

Descarada: autobronceador???? Tía, ya te lo puedes ir quitando porque estás FATAL!!!!! Se ve muchísimo. Vamos, que se nota a la legua. No sé cómo has podido salir de casa así. Bla, bla, bla.


Así de bien es como les queda a las mañosas. A mí me quedo... un poco peor.

Al principio no le dí la menor importancia porque la tía ésta es bastante exagerada pero se puso tan sumamente pesada que para cuando terminó la jornada laboral estaba histérica! Sólo existía un objetivo en mi vida: quitarme los restos de autobronceador oxidado, a como diese lugar!

Llegué a mi casa al borde de un ataque de nervios, sin saber cómo demonios me iba a deshacer del color naranjito a ronchas porque, aunque ahora tengo los armarios llenos de productos que nunca uso, ese día la crema exfoliante brillaba por su ausencia... bien podría haberme fabricado un exfoliante casero

He oido que se puede hacer uno muy bueno con miel y sal.

pero ya se me estaba haciendo largo y no quería perder más tiempo. Rápido, rápido, piensa... y entonces se me ocurrió! Busqué debajo del fregadero: allí estaba, aún dentro del plástico y sin estrenar: un ESTROPAJO!


La parte verde sirve para quitar la suciedad más incrustada así que era imposible que no pudiese sacarme esas células muertas teñidas de autobronceador.

Hay algo que en mis tiempos se decía hasta la saciedad: para estar bella hay que sufrir. Por eso, ni corta ni perezosa, me exfolié todo el cuerpo con jabón, un estropajo nuevecito y bien de saña!!!

Aún no entiendo cómo además de las células muertas no me llevé también las vivas pero cuando recobré mi color original estaba tan blanca y suave como una bolita de algodón.



Cuando lo pienso ahora, a toro pasado, me parece una barbaridad: en qué cabeza cabe frotarse el cuerpo con un estropajo como método de exfoliación? Creo que si me hubiera parado dos segundos a reflexionar me hubiese dado cuenta de que era una idea descabellada!

Lo que pasa es que no le dí ni media vuelta... empecé a discurrir después de haberme sacado la piel a tiras, ji, ji, ji.

Qué decís vosotros? Habéis hecho alguna locura parecida en un momento de atolondramiento? Se os suelen ocurrir ideas peregrinas como ésta o sóis de los que siempre conserváis la calma?

martes, 23 de noviembre de 2010

QUIERES SER UN MECENAS? ÉSTA ES TU OPORTUNIDAD.

Según el diccionario de la lengua española un mecenas es una persona que patrocina las letras o las artes.

Mecenas presentando las Artes Liberales al emperador Augusto. Giovanni Battista Tiepolo. 1745.

Lo confieso: ésta es mi profesión favorita! Cómo me gustaría ir por ahí, recorriendo el mundo, en busca de talentos a los que financiar. Ganas sí que tengo; lo único que me falta son los millones de euros que se necesitan para eso... por más que lo intento, no consigo acertar la combinación ganadora del Euromillón. Qué cruz!




Opino que la frustración mata la alegría y ya que el capital no me llega para el patrocinio de las artes he encontrado la manera de no caer en una depresión por no haber alcanzado el sueño de mi vida: sencillamente, ejerzo el mecenazgo sobre mí misma. No corre ni una gota de artista por mis venas pero, al menos, alguien es feliz: yo!


Soy de trapo pero muy feliz!

Este fin de semana, curioseando por la red, he descubierto a los Leftover Cuties, que suenan así:




Leftover Cuties editó su EP (Extended Play) en 2009. Seguramente el espaldarazo definitivo se lo ha dado la elección de su canción Game Called Life como melodía de los opening credits de la serie The Big C (Showtime) Aquí os dejo la promo, a ver qué os parece:



Supongo que a estas alturas estaréis pensando: pero ésta de qué va? Qué tiene que ver un grupo de música con el mecenazgo? Un poco de paciencia, por favor, que ya llego a esa parte.

Cuando ya lo daba todo por perdido, se me ocurrió entrar en la página web de los Leftover para ver qué es lo que tenían previsto para los próximos meses y: TACHÁN!



Resulta que estos chicos están intentando sacar su primer álbum y piden a sus fans que les ayuden comprándolo anticipadamente o haciendo una donación a partir del módico precio de 20 dólares!



Además, estas donaciones que van desde los 20 hasta los 10.000 dólares, no son a fondo perdido: cada participación lleva un mini-premio asociado. Así, si se aportan 20$ se consigue un CD y un póster firmados. Menos da una piedra.

Cuanto más dinero se aporta, más mini-premios se obtienen: incluso un agradecimiento especial (con nombre y apellidos) en los créditos del CD!

Está claro que la crisis agudiza el ingenio de aquellos que quieren sacar adelante sus proyectos. En el mismo caso está el mismísimo Museo del Louvre que intenta conseguir, por todos los medios, que este cuadro no salga de Francia:


Las tres gracias. Lucas Cracach, el Viejo. 1531.

Para ello, necesita reunir 4 millones de euros antes del 31 de enero de 2011. Al parecer, el Museo ya se ha hecho con las tres cuartas partes de esta suma pero aún debe recaudar 1 millón de euros más si quiere que esta pintura cuelgue de la pared de una de sus salas.

Ante la dificultad de obtener financiación por parte de las empresas privadas (que bastante tienen con mantenerse a flote con la que está cayendo: están como para patrocinar la compra de obras de arte...) el Louvre ha puesto en marcha una campaña inaudita: requieren la participación económica del público!

Así, personas como vosotros y como yo podrán colaborar en la adquisición de esta obra de arte con aportaciones a partir de 20€. El Museo garantiza que aquellas almas caritativas que pongan la pasta serán nombradas en la página web del Louvre y en los documentos publicitarios. Toda la información está en http://www.troisgraces.fr/

No sé vosotros pero yo me siento como una nueva Baronesa Thyssen.


Un poco más al estilo calderilla pero mecenas, al fin y al cabo. Después de estos dos ejemplos que hemos visto está claro que ya no es necesario ser el Tío Gilito para financiar proyectos artísticos interesantes. Nadie cambia el mundo con 20 euros pero, a lo mejor, es suficiente para que otros consigan sus sueños. Como estos chicos me han gustado mucho, os dejo su versión de Poker Face de Lady Gaga, a ver qué tal os suena:




Qué os parece a vosotros? Os animáis a colaborar en iniciativas como éstas? Qué opináis sobre esta manera de recaudar fondos? Creéis que es producto de la crisis?

miércoles, 17 de noviembre de 2010

LA ÚLTIMA FRASE

Hace unos años veía una serie que me gustaba tantísimo que hacía lo imposible por no perderme un solo episodio: Dead Like Me (que fue traducida al castellano como Tan muertos como yo)

El argumento (así, en plan resumen) es éste: Georgia, que es más rara que un perro verde y tiene un sentido del humor digamos que peculiar (esto es de mi cosecha o sea que no lo busquéis en ninguna reseña que encontréis sobre la serie), es aplastada, en plena calle, por un retrete que se desprende accidentalmente de la estación espacial MIR. Desde el mismo momento de su muerte pasa a ser una aparecida cuya tarea principal es la recolecta de almas.

Y ya no digo más: si tenéis curiosidad, estoy segura de que os las apañaréis para localizarla por estos mundos de internet y hacer un (re)visionado. Os dejo los opening credits para que: 1) os refresquen la memoria o 2) os pique la curiosidad.


No es por nada pero a mí este trailercillo ya me parece ideal de la muerte (ejem, valga la redundancia...)

La media naranja no comparte en absoluto mi obsesión por las series. Es más, a menudo son motivo de acaloradas discusiones.


Están en el segundo puesto del ránking discusionero, justo después del blog, la blogosfera y los bloggers, que van en un único lote e inmediatamente antes de las disputas sobre quién prepara la cena en las que ésta que escribe tiene que escuchar frases lapidarias del tipo de: hazme esas vainas! Pónmelas decentes! (media naranja dixit) sólo porque Don Cítrico alega desconocer cuál es el procedimiento para preparar un refrito de ajos!!! Dios de mi vida, cuando empezamos a salir casi me dijo que era Argiñano... qué valor!


Menos mal que yo tengo una mente más abierta que la suya y consigo sacar alguna enseñanza hasta de las cosas más simples.

A lo que vamos: en el decimotercer episodio de la primera temporada de la serie, la Muerte (más bien sus secuaces) se coge unas merecidísimas vacaciones y a Georgia y el resto de aparecidos les toca hacer algo de papeleo


Montañas como ésta campan a sus anchas en la mesa de mi despacho!

que consiste en catalogar, ordenar y transcribir el último pensamiento de cientos, miles, millones de fallecidos!!!!

Así que comienzan a leer la última frase que pensaron esas personas un nanosegundo antes de pasar a dormir el sueño de los justos. Además de muchos "Oh", "Dios mío", "mamá", "por favor, no" y "por qué?" aparecen también unos cuantos "debería haber ido a la escuela de arte", "debería haberle dicho que sí", "debería haberle cogido la mano" o, lo peor de todo, "ojalá tuviera a alguien" y "por qué nadie me ha querido nunca?".


Es sólo ficción: dudo mucho que haya muertos vivientes con apariencia de personas normales entre nosotros y aún más que se dediquen a estas tareas tan gratificantes. Aún así, me hizo reflexionar.

Cuál sería mi último pensamiento si la partida terminase hoy? Aún soy relativamente joven y tengo un montón de cosas pendientes que tachar de la lista (imaginaria) así que posiblemente sería algo así: Cómo que esto se ha acabado? Será una broma!




No obstante, no es la respuesta a esa pregunta la que más me preocupa. Hay otra cosa que me mortifica más: cuál es el último pensamiento que me gustaría tener? Y, sobre todo, cuál es la frase que jamás debería pensar y qué puedo hacer para que ésa no sea la última?

Seguramente estaréis todos buscando un crucifijo y un bote de agua bendita para purificaros del mal rollo que os está dando esta entrada pero a mí no me parece tétrico; más bien todo lo contrario. Si todos sabemos cuál es el fin inevitable, no es mejor ocuparse ahora de hacer todo lo posible para que en el último momento no nos entren absurdos arrepentimientos?

Es casi como prepararse para un examen: mejor será estudiar todos los días un poco a que te pille el toro en la convocatoria de septiembre, digo yo.

Sí, sí, muchos lloros y lamentos ahora que ya no hay solución. Ay, si hubieses hecho caso a lo que te dije...

No soy de las que pierde el tiempo arrepintiéndose de cosas que ya no pueden corregirse (y eso que, en 34 años, he metido la pata a base de bien!) pero si tuviese que reprocharme algo a mí misma sería todo aquello a lo que he renunciado a lo largo de los años por miedo a hacer el ridículo, a parecer débil, a que me hiciesen daño, a sufrir, a llevarme una decepción, a no encajar, a no ser correspondida en igual medida o a no estar a la altura de las circunstancias.


Oye, qué miedo! A lo mejor si saco un poco el ojo por aquí...

Conclusión: que le den a todo! Aunque me encanta pensar que en mi caso son 7 (y que, además, aún las tengo enteras porque no me he gastado ninguna), sólo tengo una vida así que habrá que ponerse las pilas con vistas a que mi última frase no sea una mierda desastrosa parecida a "quién va a recoger las camisas del tinte?" o "qué pena que no le acepté ese anís a Manolo el del hogar del jubilado".

Y vosotros, qué? Estáis dispuestos a exprimir cada momento para que el último pensamiento no sea tan lapidario que os mate del susto? También dejáis de hacer algunas cosas por miedo a fracasar?

PD. Lo confieso: hoy no estaba de humor para actualizar pero me ha dado miedo que mi último pensamiento pudiese ser: "de haberlo sabido, hubiera publicado una entrada más... me he quedado seca sin decir la última palabra!"

lunes, 15 de noviembre de 2010

ATRACCIÓN FATAL

Recientemente he leido algo en el número de septiembre de la edición chilena de la revista Women´s Health que me ha dejado con la boca abierta.

Sí, sí. Ésta es la cara que se le queda a uno cuando lee estas cosas.

No es más que una pequeña columna pero, en mi opinión, no tiene desperdicio. Dice así:

ATRACCIÓN POR EL HOMBRE ACOMPAÑADO.
¡FÍJATE QUIÉN LE ECHA EL OJO A TU MEDIA NARANJA! Las mujeres solteras se sienten más atraídas por los hombres en pareja, confirma un estudio difundido en el Journal of Experimental Social Psychology. A dos grupos de mujeres en busca de novio los investigadores les mostraron una foto de un apetecible exponente masculino. A unas les informaron que el personaje en cuestión era solterito y a las otras que estaba comprometido. Un 59% de las mujeres que creyeron que el tipo estaba libre se mostró interesada en el sujeto, pero el interés alcanzó un 90% en las que supusieron que estaba en pareja. Los autores del test concluyen que los hombres "ocupados" han demostrado su capacidad para el compromiso, lo cual (entendemos) es muy atractivo para nosotras.

Para ponerle la guinda al pastel, acompañan ese texto con la foto de una pareja en la que se lee esta frase lapidaria: ojo con las amigas solteras.


Cuidado Minnie: Pluto no tienen pareja...

Investigando por la red he encontrado algunas reseñas que señalan que este estudio fue llevado a cabo por las doctoras en psicología Melissa Burkley y Jessica Parker de la Universidad estatal de Oklahoma, en los Estados Unidos. Para ello, entrevistaron a un total de 184 estudiantes, tanto solteros como emparejados. El 90% de las mujeres solteras entrevistadas eligió hombres casados o con novia.



Si lo que habéis leido hasta ahora ha hecho que os tiemblen las rodillas, antes de echarles un vistazo a las conclusiones será mejor que os sentéis (sobre todo vosotras, las que sóis chicas del siglo XXI como yo) no vaya a ser que os caigáis patas arriba!


Esto es demasiado para mí... me veo morir!

Parece ser que la moraleja de esta investigación es que el hombre casado ya fue seleccionado por otra mujer, por lo tanto es más deseable porque demostraría más éxito reproductivo, ser el mejor "macho" y un buen amante. Es un macho seleccionado.


Ahí, dale que te pego... en fin, qué sorpresa se iban a llevar algunas de estas solteras con eso del macho alfa, ji, ji, ji.

Otra de las conclusiones dice que: por otro lado, la mujer se siente altruista al salvarlo de una mala relación. En último término, representa un desafío. Es decir: si ella es capaz de separarlo de otra pareja, se convierte en la mejor "hembra", alimentando su autoestima. Burkley remarca que: sólo quiero decir que el estado civil es más atractivo que un hombre persuasivo.

Cada vez me queda más claro que para encontrar perlas ya no hace falta abrir ninguna ostra...



Que alguien me acerque un desfibrilador porque me está dando un telele...

Si lo que señala este estudio es cierto, las únicas palabras que se me ocurren son: adiós a la evolución de los últimos cientos de años; hola, de nuevo, a la cueva del paleolítico!!!

En resumen, esto se ocupa de desmontar la teoría que vengo defendiendo desde que tengo uso de razón: algunos de los seres humanos estamos dotados de un raciocinio que hace que no sólo elijamos a nuestra pareja en función de estímulos animales.


Aunque no lo parezca, soy humano: sólo que pertenezco al grupo de los que funciona a base de instintos animales! Vamos, que la parte reflexiva del cerebro la tengo sin estrenar.

La ciencia, nuevamente, hace que me plantee muchas cuestiones existenciales. Entre ellas, las siguientes:

1) Puede un estudio efectuado sobre una muestra de 184 personas ofrecer unos resultados extrapolables a la generalidad del mundo mundial?
2) Cuál es la razón que (obviamente se le escapa a mi limitada inteligencia) que justifica que se lleven a cabo estudios como éste?
3) Podría la Universidad de Oklahoma pasarnos una lista pormenorizada con la identidad y datos personales de esas solteras roba-maridos que se sintieron atraidas por hombres emparejados?
4) Ya que estamos: qué titulación se requiere para optar al puesto del profesional entre cuyas funciones está la de proponer los temas para los próximos estudios en el Departamento de Psicología? Hay alguna vacante en la actualidad?
5) Debería partirle la cara a la próxima tía a la que pille echándole miraditas a mi media naranja?


 A veces no hay nada más efectivo que un buen sopapo a tiempo!

Según este estudio, las mujeres comprometidas no mostraron preferencias hacia los hombres casados. Los hombres (tanto los casados como los solteros) tampoco se sintieron especialmente atraidos hacia mujeres emparejadas. Ninguno de los 184 dijo sentir atracción por un individuo de su propio sexo y si lo hizo, seguramente lo echaron a patadas porque no hay un solo dato que sugiera que las conclusiones no se refieran únicamente a sujetos heterosexuales (qué bien: me quedo más tranquila sabiendo lo completo que es este estudio...)


Histérica yo?

Así que, para simplificar, desde aquí mando este mensaje: mujeres y hombres, solteros, casados, divorciados, viudos, heteros, gays, lesbianas, transexuales, hermafroditas, multiorgásmicos, frígidos o lo que quiera que seáis: si valoráis vuestra integridad física, cuidado con ponerle ojitos a mi media naranja!

Qué os sugieren las conclusiones de este estudio? Estáis de acuerdo con lo que dice u os parece una solemne tontería? Pensáis que este tipo de investigaciones aportan algo al conocimiento que tenemos sobre la psicología humana?

miércoles, 10 de noviembre de 2010

AL RICO CAFÉ!

Es imposible que en este blog, en el que se consume café mañana, tarde y noche, no hablemos de Lavazza.


Bajo el lema "El mejor café de Italia" esta empresa italiana fundada en 1895 en Turín asegura que elabora el café preferido por 16 de los 20 millones de familias italianas consumidoras de este producto.

Y se quedan tan anchos, oye! Aunque, tengo que confesar que el café italiano fideliza muy bien a sus consumidores. Para muestra, un botón:



Mi amiga Drs. es italiana. Una de las últimas vacaciones en Canarias estuve en su casa y me preparó un café (que, dicho sea de paso, estaba buenísimo) Ví que los paquetes de café que tenía en su cocina eran de una marca italiana (de hecho, creo que eran Lavazza pero no me atrevería a asegurarlo) así que cuando le pregunté y me respondió que se los traía de Italia cada vez que iba a visitar a sus padres le sugerí que, para no complicarse tanto y no regresar cargada con un cargamento a lo Juan Valdez, podría comprarlo en el súper de la esquina.

A lo que ella me contestó, toda indignada: perdona, pero no: yo soy italiana!


De qué vas queriéndome cambiar mi riquisísimo café italiano, que tanto me gusta?

Verdaderamente, mejor me hubiera estado bien calladita porque después de probar ese café yo tampoco lo hubiera cambiado. Ummmm, qué bueno!

A ver, que me lío!!! Sigamos hablando de Lavazza pero adentrémonos por unos derroteros un poco más mundanos... desde al año 1993, la empresa publica un calendario lleno de imágenes estupendísimas de la muerte disparadas por los más prestigiosos gallifantes del mundo de la fotografía (tipo Helmut Newton y Annie Leibovitz)

Toma gallifante! Os acordáis de "Juego de niños"?


Aunque aún nos queda un poquito para poderlo colgar en la pared, qué tal si le echamos un ojo?


Nada como un buen cafecito para reponer fuerzas que volar cansa mucho, hijo.


La verdad es que me escapo saltando por este balcón todos los sábados que hay plan con las amigas... pero ya que me traes este café tan rico, te dejaré creer que eres mi héroe.


No, si salgo a tender la ropa con lo primero que pillo, la cara lavá y recién peiná... si hubiera sabido que venías (y, encima, en camiseta de tirantes!) me hubiese puesto más presentable.


No te digo por dónde se me están metiendo las pajas éstas. Todo sea por no estropear el momento y... por si me puedo beber tu café además del mío pero pican que da gusto!

 No se ve a ningún tío medio en canicas pero tiene su aquél, no?

Yo de Lavazza no sé mucho más de lo que ya os he contado. Y menos que voy a saber porque he caído (me he tirado, más bien) en los brazos de Nespresso!

Hola, cafetera pija!

 
Sí, queridos míos, esta preciosidad llegó ayer a nuestro hogar. La media naranja la ha recibido con un entusiasmo inversamente proporcional al mío al grito de: qué mierda es esto? Otro trasto más???

Pero a mí esas menudencias me son totalmente indiferentes... antes saldrá él de esta casa que mi Nespresso de la cocina! He dicho! Ya puedo invitar a mis amigos a tomar un café sin tener que obligarles a firmar un pliego que me exima de toda responsabilidad en caso de intoxicación, graves daños o muerte por consumo de brebajes venenosos...




Ahora es la cafetera la que lo hace todo. Si le sumamos ese aparatito que, además de calentar la leche, la revuelve y la espuma: ya estoy preparada para ser la anfitriona perfecta!!!

Qué os parece el calendario Lavazza? Sóis muy cafeteros? Qué tal mano tenéis para hacer café: os sale como si fuese de cafetería o sóis tan torpes como yo?

martes, 9 de noviembre de 2010

UN TIPO DE IDIOTA BASTANTE EXTENDIDO...

Este fin de semana leí la columna que Bárbara Alpente escribe en Yo Donna y me hizo reflexionar.



En ella hablaba sobre un encuentro con una mujer a la que calificaba como una idiota y, entre otras cosas, explicaba el por qué de ese calificativo:

Está ella con dos tipos y llego yo a saludar a uno de ellos. Entonces, ella clava los ojos en cada tramo de mi cuerpo, se pone la mano tapando su boca y le habla al oido al tercero en cuestión mientros yo hablo con el primero en cuestión. Acto seguido ambos sueltan una carcajada y ella vuelve a mirarme. No quiero ser malpensada, pero me da que se ha reído de mí.



Alpente concluye que se trata de un claro caso de inseguridad. Una estrategia (no se sabe si inconsciente o no) de trasladar la inseguridad que su idiota siente a la pobre víctima de la que se burla (en esta caso, la autora de la columna)

Yo, que creo firmemente que en todas partes hay de todo y que la guerra de sexos es un cuento chino, detesto reconocer que, según mi propia experiencia, ésta es una costumbre mucho más extendida entre nosotras, las mujeres, que entre los hombres (jamás he visto a un tío comportarse así) 

En mi vida he conocido a muchas idiotas como la que retrata Bárbara Alpente en su texto (espero no haber sido una de ellas alguna vez...) y reconozco que algunas veces (sobre todo, cuando era más joven) han conseguido que me sintiese incómoda.



Menos mal que una va cumpliendo años y adquiriendo recursos para hacer frente a este tipo de idiotas que, para nuestra desgracia, no llegan a erradicarse jamás...

Sin ir más lejos, debido a mi trabajo he tenido trato con una tía que, por razones que no vienen al caso, es conocida de la media naranja desde hace años.

Esta individua sabía de mi existencia por algún comentario suelto de mi chico pero desde el mismo día en que me puso cara es un sinvivir. Hemos coincidido en contadas ocasiones pero sus miradas de ojos entrecerrados, sus cuchicheos y las puñaladas traperas que intenta meterme ya me están empezando a agotar la paciencia.


Sí, más o menos, así es como estoy yo... cogiendo carrerilla!

A la vista de este comportamiento tan anormal por su parte no se me ocurrió otra cosa que interrogar a la media naranja sobre la naturaleza de su relación con esta señora. Puede que le prometiese amor eterno y luego, cuando me conoció a mí, no cumplió su palabra... qué se yo.


Qué faena... a lo mejor ya había encargado el traje de novia.

Pero este hombre jura y perjura que, a pesar de que se conocen desde hace varios años, no ha tenido nada (ni intención de ello) con esta buena mujer. Y, a mí, que hace años que se me pasó la etapa de celar a mi media naranja, la verdad es que me importa un pimiento qué hizo él antes de conocerme a mí (bueno, importar... me importa un bledo pero si hubiese algún cotilleo jugoso en el pasado de mi querido cítrico, tampoco tendría ningún reparo en que me lo contase: ya se sabe que el saber no ocupa lugar) 

Eso sí, aunque hasta ahora no he hecho otra cosa que ignorarla (qué pereza me da, la pobre) estos jueguecitos de patio de colegio me aburren soberanamente así que: querida, ya te puedes ir preparando, que la próxima vez que nos encontremos (si te atreves a provocarme) te voy a decir 4 cosas! Esto es la guerra!!!


Y no será una de éstas, te lo aseguro.

Qué decís vosotros? Pensáis que este tipo de conductas son más femeninas que masculinas? Cómo hay que reaccionar? Es mejor ignorar a la idiota o pegarle un buen corte a ver si espabila?

Para que no digáis que no me mojo, opino yo primero: creo que, en la mayoría de los casos, no hay como dedicarle una mirada de tía, tú eres tonta para que vuelva a meter los pies en el tiesto (qué menos que tener la delicadeza de esperar a que la víctima se dé la vuelta para ponerla a parir... qué es eso de reirse en la cara de uno?) Obviamente, con las idiotas reincidentes es necesario el uso de la artillería pesada! O no?