martes, 1 de febrero de 2011

UN PADRE Y UNA HIJA

El domingo 23 de enero de 2011 murió mi padre.

No fue tras una larga enfermedad. Los chequeos médicos habituales no nos dieron ni una sola pista que presagiase lo peor.

Falleció de un infarto fulminante mientras hablaba con mi madre y se reía de sus propias ocurrencias. En menos de 20 segundos dejó de existir.

Yo estaba en una ciudad que no es la mía y recibí una llamada telefónica a unos pasos de la puerta de mi hotel: tu padre se ha sentido mal; hemos llamado a una ambulancia; le están atendiendo en su habitación. Entonces supe que jamás volvería a verle vivo.


No recuerdo las veces que nos dijimos que nos queríamos en estos 35 años. Seguramente fueron muy pocas porque no teníamos una de esas relaciones en las que continuamente le recuerdas al otro lo importante que es para tí.

Y, sin embargo, no hay nada que me hubiera gustado que supiera y que ahora me arrepienta de no haberle dicho. Siempre he sabido que él me adoraba y él era muy consciente de que yo le quería muchísimo. Hay cosas para las que las palabras no son necesarias.



Aunque hace años que me emancipé, mi padre siguió estando muy presente en mi vida cotidiana. Aún puedo escuchar su risa cuando le decía esta media naranja nunca se entera de nada. Menos mal que te tengo a tí. Se lo decía a menudo y muy en serio porque era verdad: siempre estaba para mí, para todo.

Estos días nos hemos dado cuenta (más aún si cabe) de lo querido que era por familiares, amigos y vecinos que han hecho un paréntesis en su rutina diaria para mostrarnos su cariño, acompañarnos y compartir nuestra pena.

 

Supongo que debería estar muy agradecida por haber tenido un padre que me ha querido tantísimo y que me deja tan buenos recuerdos pero lo único en lo que puedo pensar ahora mismo es en que quiero que vuelva. Aún le necesito.

Hace 9 días que sé que mi padre no está. Me parece increíble tener que hacerme a la idea de que nunca le volveré a ver. No podré darle un beso, ni cogerle de la mano. Dentro de poco no seré capaz de recordar cómo olía, ni cómo sonaba su voz.


La vida es así y no me queda más remedio que asumir que con su muerte ha comenzado una nueva etapa. Sentiré su ausencia el resto de los días de mi vida y tendré que convivir con esta tristeza que siento hasta en los huesos.

Escucho las palabras que muchas veces he utilizado yo para confortar a otros pero no me consuelan en absoluto. Cómo se aprende a seguir adelante cuando pierdes al hombre más importante de tu vida? Con el tiempo; ésa es la única respuesta que se me ocurre.

Mientras aprendo repetiré en mi cabeza la letra de la canción de Manolo García, a ver si me ayuda a encontrar algo de esperanza.

Por respirar, por confiar de nuevo y volver a creer.
Por confiar, por respirar serena y saber esperar.
Renacerás.

No te digo adiós porque nunca morirás del todo para mí. Donde yo vaya, tú estarás conmigo.

65 comentarios:

  1. Mi niña ¡cómo lo siento! Entiendo de ese dolor una miajita...y ya verás ´como no le olvidarás..ni su olor...y el dolor el tiempo, al menos lo suavizará.
    Mi beso MAS fuerte y mi abrazo para sostenerte más grande. Sabes dónde estoy. Winnie

    ResponderEliminar
  2. solo me sale decirte que lo siento, lo demás, siempre son cosas que usamos todos y bueno, al final no dicen mucho más.
    Tranquila, porque tu padre desde donde esté, sabe de sobra todo lo que sentías por él.
    Y no te preocupes, nunca te olvidarás ni de su olor, un dia olerás algo que diga..como me recuerda a él, y ahi estará él.
    Fuerza, un beso enorme

    ResponderEliminar
  3. Estoy llorando porque te entiendo muchísimo. No he perdido a mi padre, pero mi abuela se está muriendo y yo estoy a 500 km donde vivo con mis hijas y mi pareja (y donde trabajo). Solo pienso, como tú, que siempre la llevaré dentro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Se me han puesto los pelos de punta...
    Ánimo y un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  5. no se me ocurre nada.. lo siento.
    Todo mi cariño.. lo siento muchísimo, de verdad

    un besazo

    ResponderEliminar
  6. Lo siento mucho. Te mando un beso muy fuerte y muchos ánimos!!

    ResponderEliminar
  7. Perdí a mi madre con 17 años y me parece mentira cada vez, que siga estando presente en los momentos importantes o cuando la necesito. Con eso vivo, como tantos, como tu vivirás.
    Al principio intentaba olvidarla con todas mis fuerzas para poder vivir sin sufrimiento. Ya ves, no se olvida, pero se aprende a vivir.
    Cuídate mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  8. querida amiga, cómo te entiendo! a mi padre le pasó lo mismo!
    Nunca nunca dejarás ni un solo día de acordarte de el, hay que aprender a vivir con esa pena.

    besos

    ResponderEliminar
  9. Las palabras no sirven de nada ahora mismo, date por abrazada y besada con toda la fuerza que tengo dentro... que efimera es la vida.

    ResponderEliminar
  10. Solo puedo decirte que lo siento, porque como tu dices las palabras sirven de bien poco...

    te mando un super abrazo desde aquí y mucha fuerza

    ResponderEliminar
  11. Siempre seguirá vivo mientras lo tengas presente en tu cabeza y lo sigas sintiendo en tu corazón.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Lo siento, mucho, encanto. Un abrazo muy fuerte. Querría saber cómo consolarte pero hay cosas que sólo las consuela el tiempo y el apoyo de los tuyos, aunque al final el consuelo llega y un día te encuentras recordando a esa persona con la alegría de haber podido compartir con él parte del camino.

    ResponderEliminar
  13. Preciosa, no tengo palabras para consolarte. Lo siento mucho y me encantaría poder darte ahora el abrazo que tu me diste cuando lo necesité. Recíbelo desde aquí con todo mi cariño y ánimo. Bea

    ResponderEliminar
  14. Vir... lo siento! Estoy muy cerca de tí, para lo que sea aquí me tienes, un toque y nos damos una vuelta, charlamos o lo que haga falta...

    Un beso enorme y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  15. Lo siento. Mucho ánimo! Un beso y un abrazo muy fuerte desde Washington.

    ResponderEliminar
  16. A ti mi querida hija tu Aita sabia de sobra todo lo que le querias, y estaba orgulloso de ti.No olvidaras ni su olor,ni las cosas que decia,pero sobre todo seguiras teniendo su amor.

    ResponderEliminar
  17. No te conozco, es la primera vez que entro en tu blog y estoy llorando. Solo puedo decirte que siento muchìsimo tu dolor, que te rodees de cariño y que estés tranquila porque no podrás olvidarle. Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Cariñet, ahora entiendo tu ausencia, y como dices, no hay palabras que te reconforten, tan solo te diré que cuando te sientas más animada, ya sabes donde me tienes. Un besote fuerte

    ResponderEliminar
  19. En estos momentos tan difíciles nunca se que decir.... supongo que no hay consuelo. Solo quiero que sepas que en muy poco tiempo he aprendido a quererte y mucho.

    Siento tanto que estés pasando por esto...Él siempre estará cerca, cuidándote. Sabes que estoy aquí para lo que necesites.

    Un abrazo fuerte y todo mi apoyo en estos momentos tan tristes.

    UT

    ResponderEliminar
  20. No, no olvidarás su olor, ni su voz, ni su amor. Y siempre estará contigo. El dolor se amortiguará con el tiempo y siempre tendrás un recuerdo maravilloso y la satisfacción de no haber dejado nada sin decirle, que pocas cosas duelen más que las conversaciones no tenidas por falta de tiempo, confianza o comunicación.

    Un abrazo enorme y todo mi cariño y mi apoyo.

    ResponderEliminar
  21. Dificil momento, que conozco bien, mi padre se fue también de repente (él en un accidente)y de la noche a la mañana cambió mi vida, tantas cosas que decir se me quedaron en el tintero... y solo era una cría.

    Te envio mucha fuerza y ánimo, tómate tu tiempo y mimate. Respeta el proceso del duelo, y no te quedes con la herida a medio cerrar, que a la larga pasa factura.

    Quédate con los buenos momentos, y piensa que tienes la suerte de haberlos vivido.

    Un beso guapa.

    G

    ResponderEliminar
  22. Es imposible olvidar... Y tampoco hay que olvidar... pero se aprende a vivir... Mucho animo niña.

    ResponderEliminar
  23. Siento tu dolor.

    Mientras tú existas, él seguirá haciéndolo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Un abrazo bien fuerte.
    Siempre estará en tus recuerdos y te acompañara allá donde vayas.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  25. Hola linda flor. No sabes cómo lo siento. Sabes que nos tienes aquí para acompañarte en tu dolor. Un beso muy grande para ti y para tu madre de los dos y los cinco niños.

    ResponderEliminar
  26. No sé qué decirte porque para mi padre soy la niña de sus ojos y él para mí es, como tú bien dices del tuyo, el hombre más importante de mi vida!
    No entiendo para nada lo que es estar en tu piel ahora mismo, pero espero que ese dolor que sientes se disipe poco a poco y que esa sensación que tienes de necesidad de él, poco a poco cambie a buenas vibraciones que te den alivio y confort.
    De veras, siento muchísimo lo que estáis pasando tu familia y tú. Dale mucho cariño a tu mami y que el tiempo pase rápido para que no tengas que sufrir demasiado...

    Todos los ánimos, besos y abrazos virtuales desde nuestro blog y desde nuestro cariño.
    (a veces no somos conscientes de que esto es la vida real)
    Kisssssssssssssssssazo
    Leire

    ResponderEliminar
  27. ¡Cuánto lo siento, niña! Son cosas de la vida, pero cuando tocan nos dejan un poco magullados. Una amiga mía pasó por ello hace un par de semanas. Ella, a diferencia de ti, apenas pudo disfrutar de su padre en los últimos diez años ( ni hablaba casi ni se movía) y, por añadidura, perdió a su madre de muy joven. No es un consuelo, lo sé. La relación que se crea entre padre e hija es muy, muy especial. Me alegra saber que, mientras vivió, pudistéis disfrutar de esa complicidad y de que su muerte fuera así, tan repentina, sin ningún dolor y después de haber vivido una vida feliz.

    Me acordaré de ti en mis oraciones.

    Un fuerte abrazo.

    ¡Ánimo,mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  28. No te conozco, he visto el link en lo de Winnie y me sentì una intrusa leyendo esto tan tuyo.
    He llorado mucho quizàs porque con mi padre aùn vivo con 85 años tampoco soy de expresarle lo que siento, y en mucho me sentì identificada.
    Te dejo un fuerte fuerte abrazo.
    Y me quedo con la imagen de esa niñita reina y su mirada hacia vos.

    ResponderEliminar
  29. Mucho ánimo. Es lo único que puedo decirte.

    ResponderEliminar
  30. Sólo decirte que lo siento muchísimo.
    Ánimo y todo mi cariño.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  31. ijo...
    Hola, vine a darte mi pesar, yo he sido el que celebraba estos días mi primer año como bloguero y Winnie se refería a los dos en su entrada de hoy.
    Yo he pasado por una perdida como tu ya hace cinco años que se marchó pero sigo cada día sin faltar uno acordándome de el, aunque solo sea un instante.
    No te preocupes desde donde está te alumbra, mira al firmamento divisa una estrella y háblale, allí estará el para oírte.
    Entiendo tu dolor, pero el tiempo te hará serenarte y recordar a tu padre como el gran hombre que te creo.
    Un abrazo

    2 de febrero de 2011 21:01

    ResponderEliminar
  32. Yo no se qué decirte... no tengo palabras xk me imagino perdiendo a mi padre y me quiero morir! Sigue escuchando a Manolo Garcia... eso te reconfortará... Muuuua!

    ResponderEliminar
  33. No creo que pueda decir nada que vaya a aliviarte en este momento, pero no quería dejar pasar el momento de decirte que lo siento con todo mi corazón. Un abrazo enorme...

    ResponderEliminar
  34. Un beso muy fuerte, mucho ánimo y ahora sobre todo a estar pendiente de tu madre, dale mucho cariño, para los hijos es un duro golpe cuando hemos perdido al padre o la madre, pero para su pareja es perderlo todo. Cuando veo a mi madre siempre pienso que feliz sería con mi padre al lado compartiendo nietos, achaques, etc.
    Un abrazo muy fuerte para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  35. No hay palabras de consuelo.
    Intenta ser fuerte y rodearte de la gente que te quiere.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  36. quizás una mirada, consuele mas que mil palabras.pero atraves de este medio, no me es posible.

    lo sentimos por ti .

    ResponderEliminar
  37. Una vez alguien me dijo que cuando queremos mucho a alguien, somos de alguna manera responsables de mantenerlo vivo, porque sigue formando parte de nuestro corazón.
    Y creo que es verdad.
    Por eso,cada vez que lo eches de menos, cada vez que necesites su consejo o su ayuda, piensa en él.
    Deja que su recuerdo hable dentro de ti.
    Escucha tu interior. Porque allí está su espíritu, todo lo que él plantó para ti y que estás encargada de hacer crecer.
    Él nunca te abandonará si tú no dejas que tu corazón se marchite. Y estoy segura de que no lo harás
    Un abrazo fuerte y todo el cariño

    ResponderEliminar
  38. wow que fuerte! me has gustado y entristecido a partes iguales!
    QUe dificil, estas heridas las cura el tiempo!
    Un enorme beso!

    ResponderEliminar
  39. Hola, ánimo, hace ya 12 años que se fue mi padre y sigo emocionandome con su recuerdo. Con tu entrada lo he hecho una vez más.
    Dicen que el tiempo lo cura todo pero yo creo que solo lo minimiza y hace que el dolor sea soportable para poder seguir adelante.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Siento que la sorpresa te haya quitado a alguien a quien tanto querías. Piensa que has tenido la suerte de tener un padre que dedicó gran parte de su vida a hacerte feliz. Aunque él ya no esté intenta seguir siéndolo. Es lo que más le gustaría.

    Un beso (y un abrazo bien fuerte)

    ResponderEliminar
  41. No hay consuelo en estas situaciones pero te envío mucho ánimo... me has emocionado con las preciosas palabras que le dedicas.

    Lo siento. Patricia

    ResponderEliminar
  42. Te envío toda la energía positiva que te puedas imaginar y te deseo muchísimo ánimo.

    Un besote
    (www.modayunpocomas.com)

    ResponderEliminar
  43. Lo siento mucho, Virginia. Mi padre murió como el tuyo, de repente, hace casi 40 años. Yo era muy pequeño y tengo la mala suerte de no recordarlo, pero sin embargo siempre he sentido su ausencia.

    Mucho ánimo y muchos besos.

    ResponderEliminar
  44. ¿Por qué no te animas a escribir un poco, niña? La escritura es muy, muy terapeútica y te vendrá, además, bien para evadirte un poco. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Hola, he llegado a tu blog de pura casualidad y me he encontrado con este post. No he podido evitar leer porque la sinceridad y el sentimiento se respira desde la primera letra.
    Me siento muy identificada contigo pues yo hace 12 años que perdí a mi madre (lo uyo fue después de una larga lucha contra un cáncer), yo tenía 28 años y todos los días la echo de menos. Pero te puedo decir una cosa, que no vas a olvidar su voz ni su olor, eso te lo aseguro yo, por experiencia, y soñarás muchas veces con él y volverás a sentirle a tu lado y aún cuando no duermas también le sentirás, ya verás...
    Quédata por lo menos con el consuelo de que fue una muerte sin sufrir...también te digo por experiencia que lo otro es tremendo y nunca te llegas a praparar para el día...
    Bueno, nada más perdona si me he entrometido. El tiempo pasará y nunca le olvidarás pero volverás a sonreir, te lo juro.
    Te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
  46. ¡Un abrazo muy fuerte! Lo siento muchísimo, de verdad.
    Jose

    ResponderEliminar
  47. Hola, hoy he encontrado tu blog de forma totalmente casual y leo esto...uff..se como te sientes..mi padre falleció (año 2003) en mes y medio..así de repente y mi madre en las mismas fechas pero tres años después..también en mes y poco tiempo..de enfermedad. Lo cierto es que cuando te pasan cosas de este tipo no hay mucho confort y lo único que te puedo decir es que nunca superas la muerte de alguien tan querido, pero sí te digo que aprendes a vivir con semejante pérdida. Yo todos los días lo hago.., no pierdas la sonrisa y recuerdale siempre, eso hará que permanezca siempre en tu corazón. Un beso fuerte desde la distancia.

    ResponderEliminar
  48. cielo, espero que estes bien, llevaba yo dos meses de paron bloguero y veo que tu quedaste igual...si te sirve, te mando un beso, con ganas de que vuelvas, ¿vale?...

    ResponderEliminar
  49. Echo de menos tus entradas.

    Espero que el dolor sea menos fuerte y te deje escribir algo, aunque sea sólo para tí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. pasaba por aquí y te dejo un abrazo. Cuidate mucho. Y que se te echa de menos, ¿vale guapa?

    ResponderEliminar
  51. perdemos mucho si no estás tú ....besos ...skydoll

    ResponderEliminar
  52. Vir, dios mio no sabia nada , lo siento de corazón. Me extrañaba tanto que no actualizaras pero como yo ando a mil desde hace tiempo y estoy un poco desconectada del blog, no habia pasado , hoy me ha dado por entrar y me he encontrado con la terrible noticia, perdona el retraso , te mando un beso enormeeee.

    ResponderEliminar
  53. Entro de vez en cuando en tu blog con la esperanza de que vuelvas a escribir. Y no soy la única. Cuando decidas hacerlo, aquí estaremos.

    ResponderEliminar
  54. Creo que este post te puede ayudar. Besos.
    http://zambullida.wordpress.com/2011/07/08/frente-a-la-muerte/

    ResponderEliminar
  55. Vir!

    Te digo lo mismo que estoy leyendo en los comentarios anteriores, que me acuerdo de tí y que siempre tendré la esperanza de entrar y ver que has actualizado con uno de esos posts matutinos que tanto nos llenaban a muchas de nosotras! ;P

    Un besazo ENORME!

    Leticia

    ResponderEliminar
  56. Solo quería decirte que me acuerdo de tí y eccho de menos tus textos, llenos de todo.
    No sé qué decirte , ni lo supe hace medio año y te pido disculàs por ello.

    ResponderEliminar
  57. Sólo paso por aquí con mi recuerdo para ti....espero y deseo que hayais podido ir aceptando esa penita. Un beso. Winnie

    ResponderEliminar
  58. Lo siento mucho, mi padre también murió este año, en abril, fue tras un tumor cerebral que desde que aparecieron los síntomas, lo dejó vivir 4 meses más con 56 años. Y tanto la enfermedad como su muerte ha sido muy triste y duro. Pero hay que tirar pa'lante porque no queda otra.
    Todos mis ánimos y espero que vuelvas.

    ResponderEliminar
  59. Te echo de menos. Espero que estés bien. Sólo eso.

    ResponderEliminar
  60. Me extrañaba que no actualizaras. Hoy he estado echando un vistazo a mis post anteriores y al ver tus comentarios, he querido saber de tí. Me he quedado sin palabras
    Perdona el retraso. Espero que estés "mejor".
    Un abrazo fuerte (de los que duelen).

    ResponderEliminar
  61. Hola guapa:
    desde hoy te sigo en tu blog y te invito a conocer el mío....http://todoeldiadecompras.blogspot.com
    Siento mucho lo de tu padre, me he emocionado mucho al leer tu post.
    Mucho ánimo

    ResponderEliminar
  62. An intriguing discussion is definitely worth comment.
    There's no doubt that that you should write more about this topic, it may not be a taboo subject but usually people don't discuss these issues.
    To the next! Cheers!!

    Feel free to visit my web site; celebrities-xxx.com

    ResponderEliminar
  63. I am in fact grateful to the owner of this web page who has shared
    this enormous post at at this place.

    my homepage: A gentle mistress

    ResponderEliminar